domingo, 17 de julio de 2016

Apuntes para la Historia del templo Masónico Eloy Reverón

Los masones venezolanos del siglo XIX estuvieron presentes en la pugna política suscitada alrededor de la crisis política conocida como La Cosiata, de la cual salió proscrita después de los sucesos del 25 de septiembre de 1828. Diez Años más tarde, Diego Bautista Urbaneja Sturdy (1782-1856) reorganiza la Masonería Venezolana que había surgido como consecuencia de la llamada Independencia. O el Armisticio como llamó Simón Rodríguez a la tegua posterior a Carabobo y a la división de la Gran Nación Suramericana para beneficio de sus acreedores.
Las dos columnas salomónicas representan
La Sabiduría
Las estatuas que representan
la Fuerza y Belleza fueron expulsadas de la fachada
por los masones del siglo XX 
Después de todos esos años de estallido social encubierto que comenzaron  como consecuencia de la misma declaración de independencia.

Desde la organización de las primeras logias masónicas alrededor de la Gran Logia que gracias a la iniciativa de Urbaneja, los masones de la segunda mitad del siglo XIX lograron unirse en medio de aquella tormenta de pasiones políticas para finalmente construir este templo.

Ellos comenzaron recogiendo monedas al final de cada tenida hasta reunir dinero suficiente para comprar el terreno. Años más tarde organizaron una sociedad civil para emprender la construcción. Finalmente convencieron al Ejecutivo para que invirtiera los recursos del Estado para terminar la obra.

En cambio los masones de la segunda mitad del siglo XX malgastaron la segunda mitad del siglo XX tratando de derribarlo, disque para construir un edificio de diez pisos donde supuestamente serían realizados los trabajos de las logias, las cuales se mantendrían de la renta del alquiler de locales comerciales . 

No contaron con la astucia de un Gran Maestro quien nunca ocupó ese cargo, pero organizó todo los aspectos históricos y jurídicos necesarios para que fuera declarado Monumento Histórico Nacional, y evitar de esta manera que lo convirtieran en mercancía.  

Esta foto fue tomada desde este ángulo con la intención de encubrir los bustos de los héroes que surgen anacrónicos con respecto a las figuras que originalmente ocupaban esos nichos a ambos lados de las columnas salomónicas.

 

1 comentario:

Unknown dijo...

saludos me gustaria ponerme en contacto con usted Q:. H:. envieme su correo