martes, 10 de diciembre de 2013

DE LA MASONERÍA FEMENINA Y EL REAA .•. Ivan Herrera Michel

Entre los correos que suelen motivar mis publicaciones, hace un par de días he recibido una extensa carta de un Masón mexicano muy bravo en la que, palabras más palabras menos, me recrimina que le “haga propaganda” a la Masonería femenina, ya que este fenómeno, en su concepto, corresponde a una desviación de los tiempos modernos que “degrada a la Orden”, “atenta contra la pureza del Rito Escocés Antiguo y Aceptado”, y “muy fraternalmente” me “invita a rectificar la conducta”. 


Palabras duras, que no puedo ni quiero pasar por alto, ya que fortalecen una posición que he encontrado en varias partes de nuestro planeta Masónico. A veces acompañada de un puñetazo en la mesa. 

Y es curioso que me corresponda aclarar tanto estos puntos y conceptos, puesto que en varios escenarios internacionales me he referido, con datos verificables en la mano, a que es nuestra Latinoamérica y no Europa, la pionera de las grandes decisiones que distinguen al mundo liberal y adogmático de la Masonería. 

Por ejemplo: En el tema del GADU una Gran Logia mexicana se le adelanto 12 años al Gran Oriente de Francia, y en el de la mixticidad otra Gran Logia Mexicana se le adelantó 70 años a la OMMI “El Derecho Humano”. Es decir, en el mismo país de nuestro “fraternal” remitente. 



No voy a referirme ahora a los rituales (Liturgias) de los 33 Grados del REAA, porque es bien sabido que no hay uniformidad al respecto, y en algunos encontramos frases y párrafos completamente distintos a los que se practican en otras Jurisdicciones. Igualmente, hay diferencias en la denominación de los Grados y los cargos, así como en la forma de elección y/o nombramiento de las dignidades. Lo cual constituye una pluralidad que debe tener en cuenta quien en la era de la información desee sentar magisterio y cátedra Masónica, reclamando universalidad para una costumbre local. 

En realidad, la únicas bases normativas comunes a todas las vertientes escocistas son las Grandes Constituciones de 1762 y 1786, y la “Nova Instituta Secreta et Fundamenta”, atribuidas al Rey Federico II de Prusia, con las reformas que les fueron introducidas en Lausana, Suiza, en 1875. Aunque, en honor a la verdad, las reformas de Lausana no son de obediencia universal. 

El punto principal en estos documentos, para los fines de este escrito, es que ninguno de ellos prohíbe ni las Logias femeninas, ni las Grandes Logias Femeninas ni los Supremos Consejos femeninos.



Ante esta ausencia de prohibición, suelen referirse los que no están de acuerdo con la presencia de la mujer en la Orden, a que es la “Tradición” del REAA la responsable de la exclusión. 

Tampoco veo las cosas tan claras como dicen por ese lado, puesto que fundado el REAA en 1801, a los tres años, en 1804, ya lo estaba practicando la Logia mixta San Alejandro de Escocia, a la que se vinculó Simón Bolívar en 1805. 

O sea, que tampoco estamos en presencia de una de esas modas modernas a las que tanto se refieren algunos Queridos Hermanos. La mixticidad es un hecho comprobado en el REAA que tiene casi su misma antigüedad. Y hablando de México, sus méritos no se reducen únicamente a los que hemos mencionado.
Gabriela Mistral, Fue iniciada en la Logia Destellos de la Serena - Chile,
fuente la poetisa y masona Nina Donoso Correa,
perteneciente a la Gran Logia Mixta de Chile,
 en su trabajo "Evocando Poetas Maçons" de 1986.


He aprendido de mi Querida Hermana y buena amiga Margarita García Tablada, estudiosa como la que más y una estupenda representante de la Masonería femenina de México, a quien tuve el honor de visitar y conocer en el año 2009 cuando ella ocupaba el cargo de Presidenta de la Gran Comisión de Relaciones Exteriores e Interiores de su Obediencia, en el Distrito Federal, que “la Masonería femenina aparece en México en 1883 con la fundación de la Logia Masónica Femenina “La Media Luz” en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, convirtiéndose esta en la primera Logia femenina del país, y según se tiene conocimiento del mundo, bajo la práctica del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Entre 1888 y 1891 se fundaron dos Logias (femeninas) en el Distrito Federal, una en Tamaulipas y otra en San Luis Potosí. La primera Gran Logia Femenina mexicana fue creada entre los años 1930 y 1935 llamada Gran Logia “Emancipación Dogmática Femenina”, con sede en el D. F., trabajaba con el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, desapareciendo a principios de la década de los 60´s, fue la precursora en 1956 de la participación de las mujeres en la Asociación de Jóvenes Esperanza de la Fraternidad.” (“Impacto de la Masonería Femenina en la Sociedad Actual”. Ponencia presentada en FAMAF. 2013)

Es decir, que una vez más México se adelantó por 20 años a la creación de la Gran Logia Femenina de Francia, en 1952, que suele citarse erróneamente como la primera femenina del mundo.
Por lo tanto, yo invitaría a mi Querido Hermano remitente, de la forma más fraternal, a que sin perder el gusto por la particularidad masculina de su preferencia, no sea tan hostil con las otras formas de practicar y concebir la Masonería, y en especial con las relacionadas con el REAA, al que se refiere con mucho interés. 

La Masonería necesita pasar esa página absurda de divisiones internas, que tantos males le han traído.
Fuente http://jrotazo.blogspot.com 9 12 2013

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Lexicón del Compañero Masón por Miguel Santana Mujica

Miguel Santana Mujica

Lexicón para el Grado de Compañero

 IVEM 1994
 Caracas


1994 Miguel Santana Mujica
1994 IVEM

Cuadernos IVEM N
Lexicón para el grado de Compañero
(ISBN 980-6378-9)



PRESENTACIÓN


 Agradeciendo la buena recepción del Lexicón para el grado de Aprendiz, Miguel Santana Mujica nos hace entrega de este nuevo ejemplar, con cuya vocación docente nos agrupa y ordena el léxico que según su experiencia personal, y el manejo de las obras de referencia masónica registradas en la bibliografía que sirve de colofón a este pequeño diccionario, completamos la segunda etapa de esta obra que abarca los 33 grados del Rito Escocés.

 Constituye la presente, un auxiliar importante, en el adelanto de dos pasos hacia el Oriente, la recepción de la Luz de la Estrella Flamígera. La perseverancia en el bien para aquéllos que son numerosos como granos de trigo, quienes vinieron a encontrar sus pasos en la tradición masónica. Para aquellos quienes saben que no es suficiente conocer el significado de las palabras, es indispensable vivirlas, ser iniciado las veinticuatro horas del día.



 Sin pretender hacer una obra completamente nueva, ni agotar las infinitas posibilidades que este grado esencial, y quizás el más importante de la masonería, presentamos en esta serie, el resultado de las anotaciones que con respecto al grado de Compañero elaboró el Q:.H:. Miguel Santana Mujica, durante su ascenso por las gradas del Templo de la Iniciación Masónica.

 Que no suceda con los masones contemporáneos, lo que sucedió a los hermanos de las llanuras de Senaar, cuando según las Escrituras,  por orden del Gran Arquitecto hubo que destruir la torre de Babel, en el año centésimo cuadragésimo, antes del Diluvio. Los masones  Noaquitas datan el origen de su Orden a la destrucción de dicha torre, tradiciones conservadas en el grado 21 del Rito Escocés.

 Por ahora nos interesa no olvidar el significado de la palabra hebrea, BABEL, que significa confusión. La falta del vocablo adecuado para invocar las cosas, trae consecuencias que revelaremos en los próximos lexicones.
 
                      Eloy E. Reverón G.  julio 1994

Para texto completo solicítelo a: erivem @ gmail.com

lunes, 30 de septiembre de 2013

Logia Luz y Armonía N 83 (Logias Masónicas de Venezuela) por Eloy Reverón

La primera información sobre esta logia la obtuvimos de un libro de bolsillo que editó la logia Esperanza N 7 de Caracas en aquellos años ochenta, cuando el Q:.H:. Jaime Rodríguez ocupaba el cargo de presidente de la logia, venerable maestro en el argot de los masones. Ese dato quedó en la base de datos de IVEM de la siguiente manera:

Calle Bolívar con calle Sucre San José de Guaribe, Estado Guárico
Fundada el 22 de abril de 1929 e instalada el 22 de enero de 1930
El 28 de septiembre de 2013 tuvimos la honra de ser recibido por los hermanos de esta logia para llevar algunas reflexiones que giraron en torno a la historia y los valores masónicos. Tomamos esta gráfica y comprobamos que la logia no solo ocupa la misma dirección sino que además fue declarada monumento histórico municipal como lo indica la fotografía que mostramos a continuación.

También apreciamos con agrado que la casa donde se reunieron para conformar la logia en instancias también se conserva en óptimo estado de conservación.
Reunidos en la casa Miguel Rojas Correa acordaron formar la logia en instancia.
Otro aspecto importante que vale destacar es el justo valor que le asignan estos hermanos a la historia de su logia y la consideración y el respeto que muestran por los fundadores de este taller. Justo en la entrada hacia la cámara de aprendices encontramos este decorado dedicado a los fundadores.


Otra información importante respecto a los orígenes de la Masonería en Guaribe proviene de las investigaciones realizadas por el Profesor Francisco Stoms, esta logia fue fundada el 22 de abril de 1929 e instalada el 22 de enero de 1930. También suministró información sobre esta logia proveniente de la revista Mediodía, Caracas, Gran Logia, junio 1981, donde fue publicado un discurso pronunciado por el Q:.H:. Arturo Graffe Armas, (resumido por Storms: 1985 p 163) “ En San José de Guaribe del Estado Guárico a iniciativa de un grupo de Francmasones de la región, un día se reúnen en la casa de don Miguel Rojas Correa, entre los que se encuentran (Fonseca sic) Víctor María Rojas, Rafael Celestino Rojas Barrios. Los Fundadores fueron 23 pero sólo proporcionó esos nombres.”
Es reconocida entre las logias masónicas por su iniciativa en la solidaridad con las víctimas de calamidades. Han estado presentes en los desastres ocasionados por: maremoto al sur de Chile, terremoto en Managua, Nicaragua, en algunos momentos difíciles para las islas del Caribe por huracanes.
Manténganse en sintonía con esta página, falta incorporar algunos detalles de nuestra reciente visita a Guaribe, y de las investigaciones recientes que sobre la historia de esta logia realiza el investigador Isamel Sifontes, curador del archivo de esta respetable logia.

viernes, 30 de agosto de 2013

Logia Esperanza 37 de Caracas (I) por Eloy Reverón

La Historia de la Masonería venezolana conmemorará ciento sesenta años de la instalación de una de las logias más importantes de la época, la cual tuvo lugar, después de algunas reuniones en la casa de Isaac J. Pardo y de haber acordado reconocer como Venerable Maestro, o presidente de la logia, al Dr. Isaac J. Pardo. Finalmente el día 27 de diciembre del año 1853 quedó instalada una logia de mucha importancia institucional, la logia Esperanza N 37 de Caracas.
Cámara del Grado de Aprendiz 
Las tenidas tendrían lugar en una casa propiedad del nieto del Conde de Tovar, don Manuel Felipe Tovar (1803 - 1866), quien ocupará el cargo de Gran Maestro de la Gran Logia de la República de Venezuela (1854 1856), y el de décimo tercer presidente de Venezuela entre 1859 y 1861. Identificada con el número 12 entre las esquinas de Sociedad y Trapozos, estaba el local donde además de la ferretería de los Tovar, funcionaron varios cuerpos masónicos de la época.

Pero la logia Esperanza N 37 no había nacido en el aire, se organizó en un momento histórico interesante. Los masones habían manifestado una presencia pública durante ese año de 1853, la cual fue reseñada por un historiador venezolano vinculado a la logia Alianza N 8 de Valencia, pero nunca se ocupó en escribir una historia expresa de la masonería venezolana. Me refiero a Francisco González Ginán. Antes de ocuparnos del comunicado dirigido al presidente Monagas por un numeroso grupo de notables ciudadanos identificados públicamente como hermanos masones del Presidente, solicitaron amnistía para los protagonistas de una intentona golpista liderada por un querido hermano que ocupaba el cargo de Serenísimo Gran Maestro, paladín de la masonería venezolana, el general Santiago Mariño. Solamente lograron la libertad del anciano prócer quien pasara al Oriente Eterno en abril de 1854. Los invito a leer esta cita de mi libro Apuntes para la Historia de la Logia Esperanza N 37 de Caracas:

"El país dividido entre los conservadores y liberales que había encontrado José Tadeo Monagas, con su crisis económica aguda, con el índice más bajo de importaciones y exportaciones que se había registrado en los últimos años, acusaba un déficit de alrededor de un millón de pesos, un pueblo desnutrido, las cárceles repletas y gran cantidad de prisioneros que habían sido sentenciados a muerte. El 21 de marzo de 1847, Antonio Leocadio Guzmán fue sentenciado a muerte. El 12 de junio el Q:.H:. José Tadeo Monagas le conmuta la pena por extrañamiento perpetuo, gracias a las súplicas de la madre de Antonio Guzmán Blanco, y porque él no había ido a ese puesto para "servir de instrumento a las pasiones de nadie", pero en menos de dos años regresó para ser electo vicepresidente durante el período 1848-1853."

Justifico esta cita tan extensa para ofrecer una idea del país teñido por la sangre y vestido de violencia, que desde el 5 de julio de 1811 por la tarde comenzó a generar una explosión social que aún no se había detenido, simplemente porque las causas que la habían generado no habían cesado. En este país de guerras, de un siglo de guerras y revoluciones, allí se comenzó a gestar una institución para la paz, la democracia, la tolerancia y la fraternidad. Todo lo que escaseaba y que no existía ni en ellos mismos, pero había que colocar la primera piedra de ese edificio espiritual tan urgente durante el momento histórico que le tocó vivir.
A un siglo de guerras civiles y de explosión social, sobrevivió la institución de la escuadra y el compás, de los obreros de la paz. Eso no tiene nada de extraño si consideramos que la masonería moderna, desde sus orígenes en Inglaterra se conforma con un ideal inicial, contrario a lo que habían sufrido por la intolerancia y el fanatismo religioso, el primer tema central de las logias Inglesas y luego británicas giró en torno a la construcción de un mundo más tolerante.

   

martes, 19 de marzo de 2013

Seminario Masonería e Independencia Eloy Reverón


REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA
FACULTAD DE HUMANIDADES Y EDUCACIÓN
ESCUELA DE HISTORIA
SEMINARIO SOBRE LA MASONERÍA Y LA INDEPENDENCIA




                                           PROFESOR ELOY REVERÓN




Presentación


El papel desempeñado por la Francmasonería en el proceso de desintegración del imperio español en América es un tema pletórico de fantasías poéticas, contradicciones conceptuales y cronológicas; en muchos casos desarticulados del contexto histórico que son el resultado de un manejo inadecuado de información divulgada por aficionados o por “comunicadores” de escasa formación contratados por medios de “información” que buscan captar la atención de público masivo presentando visiones fantásticas con fines comerciales.
Se ha difundido la creencia de que la Orden del Compás y la Escuadra fue instrumento de los enemigos de España para desintegrar su imperio en América. Que Francisco de Miranda iniciaba a sus discípulos en los augustos misterios de la intriga y la conspiración, inspirado en los rituales y la estructura organizacional, diseñando una masonería o un estilo de organización o una logística político militar para la conspiración. Finalmente hubo un estallido social generado por la interrupción de la fuerza de dominio político y militar donde lo masónico ejerció un papel de conciliación, vehículo para la tregua, y sobre todo, un código de ética profesional de los oficiales para disminuir al mínimo el sacrificio de vidas humanas en la resolución de los asuntos políticos a través de la guerra.
La confusión surge por la falta de precisión, al descuido hermenéutico en torno al vocablo masonía, entender también que además de franc masones y masones, existe la masonería, como una forma de socializar propia de los británicos, pero que a su vez logra gran auge en todo el mundo, gracias a la expansión del comercio marítimo británico a lo largo y ancho del Orbe.

Igual suerte corre el vocablo Independencia como idea que surge ante el inminente peligro de la América colonial bajo la tutela política hispana, cuando el personaje que ocupaba el trono de España, abdicó al mismo, y los súbditos de la Corona declararon la independencia como una finta jurídica para eludir el dominio francés endosado por el pusilánime monarca.

Objetivo General

El objetivo esencial de este seminario es dotar al participante, de los instrumentos críticos y de las nociones elementales de la masonería e independencia, necesarias para estar en capacidad de enunciar una línea de investigación especializada en el tema.

Objetivos específicos

1.- Definir las nociones elementales de los temas para disponer su comprensión.
2.- Presentar una exposición especializada en  la historiografía de la Masonería y de la Independencia que permita al alumno incursionar en los aspectos fundamentales del acontecer de la Orden para una aproximación a las nociones elementales de una peculiar sociedad civil que se ha prestado, por su naturaleza misteriosa, a la más amplia gama de especulaciones que constituyen una verdadera carga para aquellos que pretenden abordar el tema con seriedad.

3.- Una vez que el alumno ubica los valores, principios, organización y estructura, y objetivos de las logias masónicas; deberá diferenciar las logias políticas de las logias regulares, y su trayectoria durante los siglos XIX y XX.

4.- Vislumbrar un panorama general de los alcances que ha tenido en Europa la disciplina de la Masonología. Sus principales exponentes y publicaciones más relevantes en inglés, francés y español.

5.- Finalmente entender que para poder trabajar con propiedad es necesario aprender una técnica semejante a la criba, para separar el mito de la realidad en las publicaciones masónicas del siglo XX.

En resumen, es una invitación a la reflexión sobre un tema histórico hecho presente dentro del marco de la conmemoración bicentenario de una efeméride tan larga como el proceso que desencadenó la instauración de la Oligarquía conservadora, en su formulación del proyecto nacional.

sábado, 2 de marzo de 2013

Un recuerdo perturbante y creador de reflexiones por Miguel Santana Mujica

Hace 163 años, el 8 de noviembre de 1828 Bolívar emite el conocido decreto que prohíbe en la Gran Colombia "todas las sociedades o confraternidades secretas, sea cual fuere la denominación de cada una"

El fundamento que se da en dicho Decreto es el siguiente:

"Habiendo acreditado la experiencia tanto en Colombia como en otras naciones, que las sociedades secretas sirven especialmente para despertar los trastornos políticos, turbando la tranquilidad pública y el orden establecido, que ocultando ellas todas sus operaciones con el velo del misterio, hacen presumir fundamentalmente que no son buenas, ni útiles a la sociedad, y por lo mismo excitan sospechas y alarman a todos aquellos que ignoran los objetos de que se ocupan, oído en el dictamen del Consejo de Ministros..." se prohíben en su funcionamiento en toda Colombia. 

José A.  Ferrer Benimelli, en su obra Masonería Española Contemporánea, Vol. 1-1800-1868, Siglo XXI, Madrid 1987 en su acápite "La Masonería y la Independencia de Hispanoamérica" p. 151, apunta que en Granada en 1827, bajo el título de "Edicto del Ilustrísimo Señor Arzobispo de Granada", manda a cumplir la célbre Bula de León XII, prohibiendo y condenando "toda secta o sociedad clandestina, cualquiera sea su denominación, con lo demás que se expresa", que hace sonar coincidente la definición de sociedad secreta usada en uno y otro documento.

El texto de dicho decreto puede leerse en la página 209 de la obra de Américo Carnicelli La masonería y la independencia de América, T II, Bogotá, 1970, quien opina que sin nombrarla excluía contra la misma, sino contra una serie de agrupaciones y sociedades clandestinas y secretas conspirativas de origen político militar. Luego el autor trae la lista de las logias que en Venezuela acataron el Decreto y cerraron por un tiempo sus labores.

Sin una referencia histórica a la tentativa de asesinar a Bolívar en septiembre de 1827 (sic), donde se implicaron masones y no masones cercanos a Santander, no podemos conseguir una explicación de ese acto. A lo cual se agrega, que en la época era difícil y distinto, como es hoy en día, que yendo a cualquier librería se encontrará todos los libros , folletos y diccionarios y enciclopedias, que traen para cualquier persona todo lo que se hace y lo que se realiza en la Masonería, en todos sus ritos. Aparte que los cuerpos y talleres tienen sus registros civiles, que cualquiera puede leer en las respectivas oficinas y publican sus cuadros de miembros con direcciones y teléfonos.

En la literatura antimasónica del país, se tiene ese Decreto como una de las pruebas de que Bolívar no era masón.(Germán Borregales"Mister X, (1953) en su obra Así es la masonería, Caracas, Ediciones Fe y Cultura.), a cuya página 213 reproduce el texto del decreto y Nicolás E. Navarro en su obra La masonería y la independencia, Caracas, Editorial Sud-América 1928. Aparte que ambos refieren a las páginas de Perú de la Croix, que cita unas palabras de Bolívar donde reconoce que se inició pero luego se alejó de ese tipo de ceremonias. Esa cita confirma la prueba documental original que hoy demuestra la recepción de grados por Bolívar en una ilustre logia de París.

El recuerdo de este aniversario, que lo hacemos entregando a ustedes, una copia del mencionado decreto, lo creemos propicio para generar, la reflexión de qué actitud hubiésemos adoptado si estuviéramos  viviendo los días en que se emitió ? ¿Hubiésemos cerrado nuestros trabajos? ¿Hubiésemos continuado en la clandestinidad? ¿O hubiéramos obedecido? Muchos puntos de vista podríamos tener y plantear, pero planteemos algunas interrogantes:

Cuando una logia se politiza o se partidariza, desfigurándose en su papel, lo cual es perfectamente factible, ¿puede causar males a la Institución o a los otros talleres?

¿Se debe mantener ese Decreto dentro de su contexto histórico y no separarlo  de él, para consolidar las acciones para evitar que un taller se vuelva o se envuelva en una labor conspirativa?

¿Teniendo y recordando las logias mirandinas, que evidentemente fueron una adaptación del sistema masónico secreto para generar las tareas de la independencia, justificar esa acción por ser de progreso social y marcan posibilidades y pautas en latinoamérica y apoyar una situación dictatorial o represiva, deben ser reprimidas y canceladas, como los grupos que usaron las formas masónicas para conspirar en septiembre de 1828?

Realmente, las preguntas y planteamientos son indefinibles, pero nosotros, nos separamos de esas consideraciones abstractas, para centrar nuestro interés en la consideración de que todo cuerpo masónico puede desfigurarse en sus procederes, no por su propia estructura o ser, ni menos por la doctrina que se propicia en ellas, sino por los hombres que la forman mejor, que las deforman en su propio seno. El trastorno y el mal no va a venir de afuera, sino que está en el propio actuar de sus miembros.

Creemos, en el camino de la reflexión generada, que se debe reforzar un acervo y correcto proceso de selección y exclusión de los miembros, pero también y sobre todo, debe haber un permanente  cultivo de las cualidades y actitudes de los miembros, para evitar su desfiguración, la mediocridad de los enfoques y los incorrectos poderes y estimular el estudio, la preparación y el cultivo de los valores trascendentales y la obtención de una clara noción de lo que es la Masonería y el ser masón activo.

Nuestro planteamiento no se basa en un control orgánico y jerárquico, que presione una disciplina que cuide de que se trajeen de etiqueta  y o se observen rituales rutinarios, sino que el desarrollo propio e interno de cada taller sea propicio para mantener una permanente actitud masónica, fundada en la fraternidad.
El primer sistema, la mal entendida disciplina autogenerada y basada en la propia voluntad; y la generación de un comportamiento elevado, de altura, dentro de los procederes de un taller frctífero en sus acciones y sobre todo preparado para reflexionar correctamente.




MSM Noviembre 1991